Jim Rohn

Cualquiera que haya visto algo dea Jim Rohn sabe el impacto que tuvo su mentor  ( Earl Shoaff)– en su vida. Con  la edad de 25 años, Jim Rohn tenia familia, estaba casado y trabajaba como empleado de Sears ganando unos 57 dolares a la semana. Con muchas cuentas que pagar y nada de efectivo en el banco, él sabía que merecía algo más de la vida, pero no tenía idea de cómo hacer para cambiar su realidad.

jim roth

Entonces pasó algo que transformó su vida para siempre, y le dio las respuestas que había estado buscando.Un gran amigo le contó que había estado trabajando para un hombre interesante. Este hombre era rico y sabio, tenía una increíble filosofía de la vida. Era fácil hablar con él. El amigo le habló tanto acerca de El, que Jim Rohn tuvo ganas de conocerlo y escucharlo  personalmente. Su amigo le dijo que este hombre pronto daría una conferencia y lo invitó a asistir. El dia de la conferencia, Jim entró al salón y tomó asiento. No sabía verdaderamente qué esperar, pero se mantuvo con la mente abierta y escuchó con mucha atención mientras el orador abría sus ojos a un mundo que él no sabía que existía. Un mundo en el que realmente podía ser lo que deseara y tener todo lo que quisiera! Jim Rohn dijo de  esa experiencia:

“Hasta el dia de hoy, no puedo repetir exactamente lo que dijo, solo sabía que hubiera dado cualquier cosa para ser como él…”   Luego, parado al fondo del salón, Jim tuvo un pensamiento: pensó que si de alguna manera él pudiera estar cerca de este hombre, tal vez podría aprender los secretos de la riqueza y felicidad. Cuando la conferencia terminó – armado con un propósito definido – Jim Rohn caminó y se introdujo a su futuro mentor. Su nombre era John Earl Shoaff. La gente lo llamada “El Fabricante de Millonarios” y rápidamente se dio cuenta de que todo lo que su amigo había dicho acerca de este hombre era verdad. El era rico, era fácil hablar con él y tenía una gran filosofía de la vida. La vida de Jim Rohn cambió aquella noche. A los pocos días, fue a trabajar con el Sr. Shoaff y empezó a aprender de él. En el transcurso de 6 cortos años, pasó de ganar $ 57 a la semana y estar lleno de deudas, a convertirse en millonario !

¿Quien era Earl Shoaff? Lo llamaban ”El Fabricante de Millonarios”. Su historia y cómo se sobrepuso a sus adversidades, puede ser el punto que cambie tu vida, independientemente de la edad que tengas. Nació el 21 de marzo de 1916 con un corazón tan fragil que los doctores no esperaban que sobreviviera. Así transcurrió su niñez, entre visitas a médicos y hospitales y es precisamente en una de esas visitas que escuchó las palabras que se convertirían en la fuerza motivadora de su vida: “Earl, vive cada día como si fuera el último porque en tu condición, ese día puede ser todo lo que tengas” Estaba en noveno grado cuando sucedió la gran depresión. Al ver que su familia no podía conseguir suficiente dinero para sobrevivir, decidió dejar el colegio y conseguir un trabajo. Encontró trabajo en una lavandería y estuvo allí hasta que empezó la Segunda Guerra Mundial. Rápidamente se presentó como voluntario pero fue rechazado debido a las condiciones de su corazón. Ansioso por cumplir con su deber patriótico, se unió a los Servicios del campo americano en el extranjero. Como conductor de ambulancia y enfermero. Estuvo en servicio de combate constante  más de 2 años. Esto causó un daño irreparable a su corazón, pero reavivó su fuerza y determinación de exprimir hasta la última gota de vida y dedicar sus últimos años a ayudar a la humanidad a lograr una mayor satisfacción. Después de la guerra, se casó con su novia de la juventud. Un vecino le presentó una oportunidad única de negocios y se convirtió en millonario en menos de cuatro años. Es a través de este negocio que él se convirtió mentor de Jim y de miles de personas en todo el país. Posteriormente dirigió varias grandes empresas con un gran éxito. Conocía íntimamente a los hombres destacados de la industria y el gobierno, pero nunca vaciló en su lucha por animar a los hombres y mujeres de todas las edades a desarrollar su verdadero potencial. Su vida y su estilo de vida fascinaban a las personas. Nacido en una familia modesta y con un corazón débil, superó todos los pronósticos y se convirtió en una ejemplo viviente que cualquiera puede duplicar. Earl Shoaff era un “ciudadano promedio”, que se hizo grande y libremente compartió con cualquiera que quisiera escuchar cómo podrían hacerlo ellos también. Con frecuencia recorrió el país diciendo a las audiencias hechizadas:

“La vida nunca, nunca retiene nada de nadie. Amor, salud, riqueza, compañerismo. Todos estos existen en abundancia infinita. Somos nosotros los que impedimos que nuestro bien fluya, simplemente porque no somos conscientes de la abundancia de la naturaleza y el tremendo poder latente en cada uno de nosotros. Poder, que por desgracia, sigue sin aprovecharse debido a que no sabemos cómo liberarlo y ponerlo en marcha, que son las actividades que hacen funcionar las leyes del éxito. “

Sintió que una de las grandes tragedias de la vida era la persistencia del hombre en aferrarse tenazmente a la carencia y la limitación:

“ La verdadera marca de la grandeza no está sólo en lo que una persona logra en su propia vida, sino en su capacidad de ayudar a otros a ayudarse a sí mismos y darse cuenta de que ellos también pueden llegar a ser grandes”

J. Earl Shoaff fue una de esas personas impresionantes. Tenía la gran habilidad de simplificar las leyes del éxito y la abundancia para que aún los niños las entendieran y las aplicaran con éxito. Ahí radica el gran valor de su mensaje simple y por qué puede ser el punto de inflexión en tu vida. El Sr. Shoaff  decía: “Sé lo suficientemente ingenuo como para creer lo que digo por sólo treinta días, y estarás en camino a una nueva vida”. Lamentablemente, su fragíl corazón finalmente se rindió y murió el 6 de setiembre de 1965 a la edad de 49 años, pero su legado y su mensaje perdurarán por siempre y han sido transmitido especialmente por su discípulo más destacado: Jim Rohn Espero que este  mensaje de Earl shoaff te ayude a desarrollar todo el potencial que llevas dentro y si te ha gustado, compártelo para que otros también se beneficien de él.

 

Si tienes que quedarte con algo de este post, quédate con lo que Jim Rohn repite una y otra vez en este vídeo: ” Convierte en una persona que aporte Valor”

Leave a Reply